Estamos ante unos años especialmente interesantes en fotografía móvil, tanto por incorporar nuevas prestaciones fotográficas como por asentar las existentes. Por eso, te contamos algunas de las prestaciones en las que deberás fijarte al elegir un móvil por su cámara en 2022.

Este no parece que vaya a ser un año en el que los esfuerzos de las marcas vayan a dirigirse a grandes innovaciones que cambien el rumbo de la fotografía móvil, sino que parece que la tendencia será afianzar las tecnologías que actualmente hay sobre la mesa.

En este sentido veremos cómo los fabricantes se las ingenian para lograr controlar mejor la luz con sistemas basados en el agrupamiento de pixeles (Pixel Binning) y cómo se combinan distintas configuraciones de focales en las lentes hasta encontrar la fórmula mágica que conquiste a los usuarios.

Primero piensa cómo lo vas a utilizar

dependiendo de eso tendrás que fijarte en unas u otras características.

Para responder a esta pregunta, vas a tener que pensar en las cosas que haces normalmente con tu teléfono inteligente. Por ejemplo, puede que seas una amante de la fotografía y necesites un móvil con mejor cámara, o que te guste utilizarlos para videojuegos y necesites más potencia de lo normal. También es posible que simplemente quieras el móvil para ver vídeos o interactuar en redes sociales y aplicaciones de mensajería.

Dependiendo de las necesidades que tengas a la hora de utilizar un móvil, entonces podrás saber mejor qué características tienes que priorizar a la hora de elegir uno. También conviene que sepas qué tipo de características puedes sacrificar. Por ejemplo, puede que no necesites que el móvil sea potente con un procesador de alta gama, o que no se tan importante que se actualice durante años.

Por último, hay dos cosas más que son importantes tener en cuenta. La primera es la obvia, saber cuál es tu presupuesto para comprar un móvil, y cuán dispuesto estás en flexibilizarlo. Por ejemplo, a veces puede que 50 euros más puedan ofrecerte un móvil mucho mejor y más adaptado a tus necesidades. Además, también conviene que seas consciente de cada cuánto vas a renovar el móvil, ya que algunas decisiones relacionadas con el sistema operativo pueden depender de esto.

Cualquiera que haya estado atento a los últimos lanzamientos se habrá dado cuenta de que los nuevos modelos anuncian a bombo y platillo 64 megapíxeles

Lo cierto es que en este caso el aumento en el número de píxeles viene justificado por dos factores: el primero viene condicionado por un aumento del tamaño de los sensores y el segundo por la capacidad de gestionar el software para agrupar píxeles.

El tamaño del sensor es importante

 ya que, una mayor superficie permitirá mejorar la capacidad de captación de la luz que uno más pequeño. Una mayor superficie también implica una mayor densidad de píxeles.

Esta mayor densidad de píxeles no está destinada a aumentar el tamaño de las fotos como sucedía hace algunos años, sino que permite agruparlos de 4 en 4 mediante una técnica llamada Píxel Binning.

Esta técnica agrupa los píxeles anexos de 4 en 4 creando un súper píxel más grande, lo cual amplía su capacidad de captación de luz. 

Al agrupar sus píxeles, las fotos que genera una cámara de 40 megapíxeles son equivalentes a una de 10 megapíxeles, la de una de 64 megapíxeles es equivalente a 16 megapíxeles, pero mostrando una mejor calidad ya que esos píxeles logran captar la luz con mayor precisión.

A diferencia de lo que sucedía hace algunos años, se necesita una mayor cantidad de megapíxeles para que, al agrupar los píxeles, quede una imagen con un tamaño de entre 12 y 27 megapíxeles, tal y como venían incorporando las cámaras de los móviles hasta ahora.

Aunque no en el mismo sentido que argumentaban los fabricantes en el pasado, sino por la necesidad de contar con más celdas de captación de luz, mejorando así la cantidad de información de cada píxel que se transforma en un mayor rango dinámico en los colores de tus fotos.

Apuesta por la versatilidad en las lentes

Una de las tendencias que la industria móvil ha sido la de incorporar varias cámaras con distintas focales. Esta es una de las características que deberás tener en cuenta al elegir un móvil por su cámara.

Más que contar con una doble cámara con la que mejorar tus retratos, se está imponiendo un nuevo concepto en el que se incorporan lentes con distinta focal que, combinadas, no solo permite buenos resultados al desenfocar el fondo de tus fotos, sino que ofrece una mayor variedad de enfoques.

Contar con varias lentes distintas tiene muchas ventajas. Estas focales acostumbran a ser el doble (o cercano) de las unas con respecto a las otras (es habitual encontrar configuraciones de 16 mm/26 mm/52 mm/80 mm o más), lo cual permite acceder directamente a un zoom óptico de 5x o más.


Por otro lado, la incorporación de varias cámaras con distintas focales mejora el reconocimiento de la silueta de aquello que estás fotografiando, facilitando el recorte y desenfoque del fondo.

Una de las lentes que mejor acogida han recibido han sido las de gran angular (que en realidad deben considerarse como ultra gran angular), ya que aportan un ángulo visual de hasta 120 grados y permiten incorporar mucha más información a tus fotos.

Estas lentes gran angular resultan perfectas para fotos de grupo, interiores en los que no hay mucho espacio para alejarse del objeto que quieres fotografiar o para inmortalizar todos los monumentos o paisajes que verás durante tus vacaciones.

La apertura y calidad de las lentes

La mejora en la captación de luz del sensor puede verse deslucida por una mala gestión de esa luz al pasar por la lente. 

La calidad de las lentes es crucial para reducir la distorsión de la luz. Es decir, un móvil con lentes de buena calidad es capaz de llevar la luz hasta el sensor de forma más eficiente y dirigirla con precisión al sensor sin que se produzcan pérdidas de luz por el camino.

Lo mismo puede decirse de la apertura de la cámara. Este parámetro es debe tenerse muy en cuenta a la hora de elegir un móvil por su cámara en 2022.

Un número f menor indica que la lente tiene una mayor apertura y, por tanto, es más luminosa que una con número f más alto. Al permitir una mayor entrada de luz, las imágenes obtenidas tienen mayor riqueza de detalle y mejores colores incluso en fotos nocturnas.

Piensa si el tamaño es importante

Una de las maneras más sencillas para descartar los primeros móviles en tu viaje a descubrir cuál podría ser el próximo que compres es su factor forma. Para ello, tienes que preguntarte si prefieres un móvil grande o pequeño. En cuanto a tamaños, podríamos decir que hay tres grupos de ellos. Tenemos los considerados como móviles de tamaño «normal», con pantallas que suelen tener entre 5,8 y 6,2 pulgadas. Luego, están los móviles con pantallas de más de 6,5 pulgadas, y otros que son menores de 5,8.

En cuanto a los otros dos tamaños, suelen ser mucho más comunes y no vas a tener problemas para encontrar varios tipos de modelos para todos los gustos. Lo único que debes tener en cuenta es que, salvo Apple, todos los fabricantes suelen hacer que sus móviles de máxima gama tengan un tamaño muy grande. En Android, cuando un gran fabricante saca un móvil en tamaños «normal» y grande, muy a menudo el más grande es el que tiene ventajas como un sensor más en la cámara o cosas parecidas.

En cuanto a los otros dos tamaños, suelen ser mucho más comunes y no vas a tener problemas para encontrar varios tipos de modelos para todos los gustos. Lo único que debes tener en cuenta es que, salvo Apple, todos los fabricantes suelen hacer que sus móviles de máxima gama tengan un tamaño muy grande. En Android, cuando un gran fabricante saca un móvil en tamaños «normal» y grande, muy a menudo el más grande es el que tiene ventajas como un sensor más en la cámara o cosas parecidas.

Memoria RAM y almacenamiento interno

Otro aspecto que suele variar en los móviles Android dependiendo de sus gamas es la memoria RAM. En los iPhone es fácil, porque no es algo donde tengas donde elegir, pero en Android vas a tener muchas posibilidades. La memoria RAM es la memoria interna que usa tu móvil para mantener ejecutadas y activas tus aplicaciones. Por lo tanto, es uno de los aspectos claves de la multitarea, y de esas aplicaciones y juegos más potentes que requieran más de esta memoria.

Sobre todo en Android, que no es un sistema operativo diseñado para 3 o 4 modelos concretos de teléfono como el iOS de Apple, y suele necesitar más RAM. Normalmente, lo más recomendable serían entre 6 y 8 GB de memoria RAM, y si no vas a usar muchas aplicaciones o juegos, uno de gama de entrada con 4 GB también podría valerte. Ten en cuenta que hay modelos con incluso con 16 MG de memoria RAM para que no te falte de nada.

En los móviles más económicos de la gama de entrada debes tener especial cuidado. Algunos de los móviles más baratos tendrán muy poca memoria RAM, y si el móvil solo tiene 2 GB Android podría no funcionar de una forma muy fluida. 4 GB quizá también son pocos, pero en gamas inferiores podrían ser suficiente.

Necesitamos potencia, aunque pensemos que no

el rendimiento que tendrá nuestro móvil en los siguientes años tras su compra. Nuestra recomendación es apostar siempre por el mejor procesador que nos podamos permitir, ya que a largo plazo podremos seguir corriendo juegos y aplicaciones que, poco a poco, se van haciendo cada vez más pesadas.

Las actualizaciones importan, más de lo que piensas

Entendemos que para algunos usuarios las actualizaciones lleguen a ser más un incordio que una bondad en un terminal, pero estas contienen mejoras críticas para el rendimiento y la seguridad del terminal, y son el único elemento capaz de hacer que tu terminal funcione mejor que cuando lo compraste.

La batería: necesitas miliamperios.

El consumo energético depende de muchísimos factores, como la red a la que estés conectado, el tipo de pantalla, el procesador, la ROM de tu fabricante, las aplicaciones que estés utilizando… No obstante, hay una regla básica que se aplica a casi todos los terminales: huye de los móviles con menos de 3000mAh. Siendo un poco más exigentes, y basándonos en nuestras pruebas, podríamos llegar a decir que en Android son necesarios al menos 3300mAh (si el terminal ronda las seis pulgadas), para darte un día de uso sin demasiados quebraderos de cabeza.

¿Cuánto puede llegar a durar un teléfono?

Es algo delicado clarificar cuál es realmente la vida útil de un teléfono, ya que depende del propio uso que le hayamos dado, su sistema operativo, desgaste de sus componentes… Según kantar , los españoles, de media, no aguantamos más de 1 año y 8 meses con un teléfono, aunque nosotros te hemos demostrado que con teléfonos con mas de 4 años podemos seguir haciendo prácticamente de todo. Por suerte, los terminales cada vez son más potentes y solventes, y la gama media que encontramos a día de hoy no tiene nada que ver con la del pasado.

Fuentes de información:

https:https://computerhoy.com/reportajes/tecnologia/que-mirar-elegir-movil-por-su-camara-552401

https:https://computerhoy.com/reportajes/tecnologia/que-mirar-elegir-movil-por-su-camara-552401

https://www.xatakandroid.com/xatakandroid/consejos-para-elegir-mejor-movil-tus-necesidades-2019