La seguridad en Internet es la rama de la seguridad informática que se ocupa de identificar y prevenir los riesgos y amenazas que afectan a la Red en su conjunto. Sirve para establecer normas y medidas destinadas a prevenir, minimizar o eliminar los problemas de seguridad en Internet.

¿Por qué es tan importante la seguridad en Internet?

La seguridad en Internet es importante porque no existe una red que sea inmune a los ataques; un sistema de seguridad de red estable y eficiente es esencial para proteger los datos del cliente y los de la propia empresa.

Un buen sistema de normas de seguridad en Internet ayudará a prevenir cualquier tipo de ciberataques, desde los que pueden suponer pérdidas, robos o sabotaje de datos, pasando por robos o perjuicios a la propiedad intelectual de la compañía, hasta los que amenazan la estabilidad de la red y de la propia infraestructura, así como su disponibilidad.

Principales riesgos de Internet para la seguridad

Los ciberdelincuentes pueden eliminar sitios web completos, robar información confidencial o corromper bases de datos enteras. Por ello, cualquier guía o mini guía de seguridad en Internet debería contemplar los siguientes riesgos, junto a los protocolos y herramientas para prevenirlos y minimizarlos.

  • Robo de información: El robo de información confidencial suele venir acompañado de una petición de rescate a cambio de no publicarla.
  • Suplantación de identidad: El delito de suplantación de identidad, más allá de robar cuentas en redes sociales, puede implicar la comisión de diferentes fraudes, causándonos daños económicos, pero también reputaciones, ya que los cibercriminales se ocultan bajo nuestro nombre.
  • Ataques de malware: A través de la descarga e instalación de diferentes tipos de malware, los cibercriminales pueden acceder a cualquier tipo de red y los equipos conectados a ella para llevar a cabo otras acciones maliciosas.
  • Acoso en las redes: Los medios digitales, especialmente las redes sociales, son también usados para llevar a cabo todo tipo de ciberacoso, incluido el acoso laboral.
  • Stalking: Los stalkers se dedican a seguir y acosar a sus víctimas en todas las redes y plataformas donde estas tengan presencia y a enviarles cientos de mensajes directos demandando su atención o amenazándolas.
  • Ingeniería social: Las técnicas de ingeniería social utilizan el engaño y la manipulación para explotar las interacciones sociales y obtener acceso a redes y datos valiosos.

¿Cómo prevenirlo?

Si se maneja mucha información y se cuenta con varios equipos, como en los casos de las empresas, lo mejor es solicitar ayuda a profesionales encargados de la seguridad en internet.

De otro lado, como usuario se pueden tomar varias medidas preventivas como mantener activados y actualizados los antivirus en nuestros dispositivos con conexión a internet, evitar realizar operaciones financieras en redes abiertas o computadores públicos y verificar los archivos adjuntos de mensajes de desconocidos y evitar descargarlos si no se tiene plena seguridad de su contenido.

Tipos de seguridad en Internet

Existen diferentes tipos de seguridad en Internet en función de lo que se vea afectado

  • Seguridad de red: Para asegurar que nuestra información y datos viajan seguros, es necesario asegurar la propia conexión a la red. Todos los dispositivos conectados a un router están conectados a una misma red (interna) y a través del router y el ISP (proveedor de servicios de Internet) se conecta a Internet. Para evitar que personas no autorizadas puedan conectarse a nuestra red interna, el acceso debe estar protegido por una contraseña fuerte.
  • Seguridad de navegación: Cuando navegamos por Internet también estamos expuestos a riesgos de seguridad, puesto que existen páginas fraudulentas desde las que se puede descargar malware a nuestro ordenador o robarnos nuestras cuentas y credenciales.
  • Seguridad en la reputación: Relacionado con nuestra privacidad en internet, la seguridad en Internet y las redes sociales es también un aspecto importante. Una vez que hemos publicado algo en Internet, es muy difícil hacerlo desaparecer por completo, por lo que declaraciones, fotos o vídeos que podían parecer divertidos e inocuos en su momento, pueden afectar a nuestra reputación en el futuro. Por no mencionar cuando terceros publican imágenes o información privada nuestra para perjudicarnos de alguna manera.

Cuando estamos haciendo algo en internet, los sitios no deberían intercambiar nuestra información con nadie más, por los temas de anonimato antes mencionados, lamentablemente esto sí sucede y es bajo nuestro consentimiento. Regularmente cedemos al aceptar los avisos de privacidad -que pocas veces o nunca leemos- convirtiendo nuestros datos en moneda de cambio.

La seguridad en internet, por otro lado, se refiere a los mecanismos implementados por los proveedores de servicios web para que nuestros datos no sean vulnerados por terceros, como los grupos de hackers que intentan sustraer información personal como números de tarjetas de crédito, todo a través de pequeñas vulnerabilidades, como una débil contraseña forzada.

Leyes sobre seguridad en Internet

ayuda a proteger a los niños menores de 13 años cuando están conectados a Internet. Está diseñada para impedir que nadie obtenga información personal sobre el niño sin que su padre o madre lo sepa y esté de acuerdo desde el principio.

COPPA exige que los sitios web expliquen sus políticas de privacidad y contar con el consentimiento de los padres antes de registrar o usar la información personal del niño, como su nombre, su dirección, su número de teléfono o su número de la seguridad social. La ley también prohíbe que un sitio pida a los niños más información personal de la necesaria para jugar a juegos o entrar en un partido.

También el internet puede ser una maravilla para los niños. La pueden usar para investigar al hacer trabajos escolares, comunicarse con sus profesores y otros niños, y jugar a juegos interactivos.

Pero el acceso a Internet viene con riesgos asociados, como los contenidos inapropiados, el acoso cibernético y los depredadores en línea. Usando aplicaciones y sitios web donde interactúan los niños, los depredadores pueden encontrar a un niño o adolescente tratando de hacer amistades. Pueden instar al niño a que les facilite información personal, como su dirección y su número de teléfono, o pedir a los niños que los llamen para conocer el teléfono del niño mediante la identificación de la llamada.

Los padres deben estar pendientes de lo que ven y escuchan sus hijos por Internet, a quién conocen y qué comparten sobre sí mismos. Hable con sus hijos al respecto, use herramientas para protegerlos y supervise sus actividades en línea.

Uso responsable de las TICS

La interacción con todos los nuevos escenarios en los servicios lleva el concepto tradicional de ‘sociedad’ a la dimensión digital, es decir, cada persona debe construir una identidad digital responsable para mantener la seguridad y privacidad de sus acciones en internet. Existe un escenario de ciberseguridad personal, por supuesto conlleva riesgos, pero conocerlos permitirá prevenir cualquier ataque a nuestra identidad digital.

Las empresas y sus colaboradores también tienen una identidad digital y las organizaciones deben contar con procesos para proteger sus activos de información (datos, servidores, estaciones de trabajo, almacenamiento, redes, aplicaciones, etc.) 

Fuentes de información:

https://protecciondatos-lopd.com/empresas/seguridad-internet/

https://www.kionetworks.com/blog/ciberseguridad/que-tanto-sabes-de-seguridad-en-internet

https://kidshealth.org/es/parents/net-safety.html

https://edu.gcfglobal.org/es/seguridad-en-internet/que-es-la-seguridad-en-internet/1/